Archivo del sitio

Acido Láctico

“DICHOSO” ÁCIDO LÁCTICO.

El ácido láctico provoca acidez en la sangre, y es un combustible, no un desecho. Algunos músculos lo utilizan, todo comienza a partir de la glucosa y puede ser quemado para obtener energía. Los atletas llegan a esfuerzos altos gracias al entrenamiento específico para absorber el ácido láctico segregado y poder llegar a umbrales más altos.  Cuando pasa a la sangre se denomina lactato”.

Fue un premio Nobel, Otto Meyerhof, quien diseccionó un sapo por la mitad y puso la parte ventral en un recipiente. Los músculos no tenían circulación ni fuente de oxígeno. Al examinarlo Otto, descubrió que estaban bañados en ácido láctico. Había nacido una teoría: la falta de oxígeno conduce al ácido láctico, que conduce a la fatiga. Cuando la concentración de lactato en sangre supera la cantidad que somos capaces de asimilar o metabolizar, se produce una situación tóxica para las células musculares que provoca una disminución en la producción de energía, un dolor e incluso un agarrotamiento muscular.

A intensidades medias y bajas, todo el lactato que hay en la sangre se “limpia” y se convierte en glucosa, por lo que no llega a acumularse y por lo tanto no provoca ese desequilibrio.

 

El entrenamiento de alta intensidad,  es la diferencia, porque puede duplicar la masa de las mitocondrias en la célula muscular y hacer que éstas quemen más ácido láctico y sus músculos puedan trabajar más intensamente y durante más tiempo. El ácido láctico es una sustancia producida por los músculos en el metabolismo anaeróbico, ejercicios de fuerza de gran esfuerzo y explosividad. La degradación de los carbohidratos a ácidos, provoca glucólisis anaeróbica, la energía  conseguida de esta forma  es menor pero más rápida, y el músculo toma esta energía, produciendo ácidos de desechos.

¿Cuáles son los valores normales de lactato?

En reposo, 0,5 y 1,5.

¿CÓMO INFLUYE EL ENTRENAMIENTO?

Con el entrenamiento trataremos de mejorar nuestro metabolismo de lactato de dos formas: aumentando la capacidad para eliminar o asimilar el lactato y aumentando nuestra capacidad para mantener una alta intensidad, con concentraciones más elevadas de lactato. En relación con el umbral, trataremos de ser capaces de aumentar la potencia en el umbral, es decir, ser capaces de mantener más tiempo,  con una misma concentración de lactato.

La frecuencia cardiaca y el lactato están muy relacionado.

¿Se puede mejorar la capacidad para limpiar el lactáto?

Si. Haciendo repeticiones de 20-30′ a intensidad umbral. Además, haciendo repeticiones más cortas (2-8 minutos) a intensidad superior. Reduciendo los tiempos de  recuperación entre repeticiones, más lactato acumularemos, estimulando la capacidad para eliminar lactato.

El Magnesio ayuda a reducir la acumulación del ácido láctico.

Magnesio Cloruro 147 comprimidos de Ana Maria Lajusticia

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: